gobierno_aragon-logo

Aragón propone agilizar los trámites para proyectos renovables, crear un Fondo de Emergencia Energética y potenciar el autoconsumo como medidas a incluir en el plan de contingencia

Aragón ha hecho llegar sus propuestas al Ministerio para la Transición Ecológica para que se puedan incluir en el plan de contingencia que llegará Europa y que tiene como objetivo incrementar el ahorro energético para cumplir con la reducción voluntaria del consumo de gas ante el riesgo de un corte de suministro por parte de Rusia.

Las medidas que ha aprobado el Consejo Europeo, que el Gobierno de España ha trasladado al RDl, son medidas de ahorro del 15% y 7%, en el consumo de gas.

La propuesta que ha realizado Aragón, a través del Departamento de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, recoge posibles actuaciones que deberían centrarse en ejecutar los procedimientos administrativos de la manera más ágil posible. En todas las resoluciones que se redacten mediante sistemas informatizados, como pueden ser los que se tramiten a través de la plataforma Pegaso o la plataforma Dígita, se añadirá en el texto “Ahorra hoy para mañana” junto con un código QR que puede enlazar con una serie de recomendaciones y medidas de ahorro y eficiencia.

El Departamento de Industria, a través de la Dirección General de Energía, gestiona en la actualidad más de 600 proyectos de energías renovables que suman más de 12.000 MW, un elevado volumen para el que se pide una agilización en los trámites porque su resolución es el paso necesario para su puesta en funcionamiento.

Para ello se plantea la creación de dos fondos económicos para las comunidades autónomas para aumentar la dotación de recursos humanos para la gestión de expedientes.

No se trata de reducir los plazos ya establecidos por las normas sino de afrontar y adaptarse al profundo cambio de paradigma energético de transición energética, pandemia o la situación generada por Rusia. Esta aceleración de la tramitación debería venir acompañada de aumentar la participación de los ciudadanos (autoconsumo, comunidades energía, etc) de modo que se sientan partícipes y se adapten mejor a este cambio social. Independientemente del riesgo de restricciones de gas, habría que aumentar las dotaciones presupuestarias para la pobreza energética, como el bono social térmico que en Aragón llega a más de 30.000 hogares.

Si el horizonte temporal también incluye medidas a medio y largo plazo, habría que replantearse la prohibición que establece la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, en cuanto el otorgamiento de nuevas autorizaciones de exploración, premisos de investigación o concesiones de explotación de hidrocarburos.

El documento recoge también la posibilidad de impulsar la investigación minera y de recursos de materias primas con actuaciones en materia energética y un mayor apoyo económico y de simplificación normativa a los proyectos de aprovechamiento de gases renovables.

Desde Aragón se considera también fundamental mantener el apoyo al Valle del Hidrógeno que lidera Aragón y en el que están integradas tres comunidades autónomas más, País Vasco, Cataluña y Navarra. Se reivindica también la apuesta por la conexión de las unidades de producción con la red gasística actual y futura y acelerar la interconexión eléctrica entre Aragón y Marsillón, prevista en el Anexo 2 de la actual Planificación de las Redes de Transporte 2021-2026. Incluye también la necesidad de poner de manifiesto el valor del almacenamiento de gas del Serrablo y de las propias infraestructuras gasistas como reserva estratégica.

Otro de los puntos que recoge el texto enviado desde Aragón al Gobierno central plantea la necesidad de impulsar los sistemas de cogeneración, en grave crisis debido a los costes del gas, equiparando esta tecnología eficiente y que refuerza la competitividad de los procesos productivos en los que se implanta, con los ciclos combinados en cuanto a la “excepción Ibérica”.

Se debería también agilizar la tramitación e implementación de las actuaciones incluidas en los Planes de Inversión de las empresas distribuidoras de energía eléctrica que contribuya, entre otros objetivos, la incorporación de energías renovables, el autoconsumo y la recarga de vehículos eléctricos.

Aragón propone reprogramar aquellos fondos MRR que no están todavía comprometidos para implementar un Fondo de Emergencia Energética que funcionaría de una manera similar a los fondos REACT-EU, que han servido para atender la emergencia sanitaria derivada del COVID permitiendo certificar gasto sanitario al 100% a las CCAA.

Este Fondo de Emergencia Energética serviría para cubrir una parte del sobrecoste energético que está lastrando la actividad de empresas y hogares con un mecanismo ágil y directo, unos bonos energéticos a los que puedan acceder de una manera sencilla y rápida tanto las empresas como los hogares para amortiguar sus costes energéticos en tanto realizan las inversiones en autoconsumo de energía renovable y de eficiencia energética. Se articularía a través de las CCAA a través de bonos energéticos que, atendiendo al sector, tamaño, impacto en la factura de la luz y/o el gas han visto muy mermadas sus opciones de continuidad con las consecuencias económicas y sociales que plantearían el cierre total o parcial de las mismas.


Deprecated: Directive 'allow_url_include' is deprecated in Unknown on line 0