gobierno_aragon-logo

El Gobierno de Aragón anuncia una inversión histórica de 10 millones de euros en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

La Dirección General de Medio Natural gestionará más de 6 millones de euros procedente de los fondos MRR, en torno a tres ejes principales: la conservación de las especies, el uso público del espacio y el desarrollo socioeconómico sostenible de su entorno.
La construcción del futuro Centro de Visitantes de Escalona, ejecutado directamente por el Organismo Autónomo de los Parques Nacionales y gestionado por el Gobierno de Aragón, ya está en marcha con un presupuesto de 3,3 millones de euros.

El director general de Medio Natural y Gestión Forestal, Diego Bayona, ha anunciado una inversión de 10 millones de euros en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Se trata de una inversión histórica para este espacio natural que abarcará diferentes líneas de actuación. Para Bayona, “el inminente cambio climático y la reciente crisis sanitaria, nos han hecho ser cada vez más conscientes sobre la importancia de la preservación de nuestros espacios naturales, por lo que se hace necesario apostar cada vez más por políticas verdes que sean un factor de desarrollo sostenible para el territorio, un foco de salud para la sociedad y un elemento de resiliencia contra el cambio climático”.

El Gobierno de Aragón gestionará directamente más de 6 millones de euros financiados a través de los Fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) del Gobierno de España. El Plan estratégico del MRR estatal canaliza los fondos destinados por Europa para reparar los daños provocados por la crisis del COVID-19 para construir un futuro más sostenible.

La parte más importante de la inversión, 3,7 millones de euros, se destinará por una parte, a la construcción y mejora de infraestructuras para potenciar, diferentes accesos al Parque Nacional y por otra, a organizar el uso público del mismo con la finalidad de reducir el impacto ambiental del turismo. Entre estas actuaciones destaca la reforma del puente de Pineta y su aparcamiento, un nuevo aparcamiento en el sector de Escuaín y la redacción de nuevos proyectos para aparcamientos en Fanlo, Tella y Revilla. Dentro de estas inversiones en materia de uso público se encuentra también un gran número de actuaciones de menor dimensión, pero igualmente importantes de cara a la atención de las visitas, como son las mejoras en los centros de visitantes, aseos, mejora de aparcamientos ya existentes, adecuación de senderos, etc.

El director ha hecho hincapié en que las políticas implementadas por el Departamento en los Espacios Naturales Protegidos se desarrollen en torno a tres ejes principales, “la conservación de las especies, el uso público del espacio y el desarrollo socioeconómico sostenible de su entorno”. En este sentido, ha señalado que “las políticas europeas nos brindan una oportunidad histórica para redirigir esfuerzos económicos hacia unas políticas más verdes en línea con lo que la sociedad está demandando en la actualidad”.

Por su parte, la directora del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, Elena Villagrasa, Elena Villagrasa, ha adelantado que “en materia de conservación se prevé una importante partida de 1,2 millones de euros destinada al seguimiento ecológico de especies protegidas dentro del mismo parque, que también incluirá la restauración y la mejora de sus hábitats”.

Noticia completa en Aragón_hoy