gobierno_aragon-logo

El paseo Sagasta de Zaragoza será más verde y saludable con más de 500 nuevas especies vegetales

 Zaragoza va camino de ser una de las ciudades más floridas y coloreadas. El Gobierno de PP-Cs se ha propuesto ahora arreglar y embellecer los bulevares de la capital para que sean más verdes y saludables y se conviertan en espacios mucha más amables para pasear y estar. Un doble objetivo que se desarrollará este mismo año en el paseo Sagasta, donde el consistorio va a invertir 300.000 euros en adecuar todos sus parterres, un tanto degradados. El siguiente será el de Gran Vía, aunque habrá que esperar, como pronto, al año que viene.

«Queremos mejorar la imagen de la capital, hacer de Zaragoza una ciudad más bonita, más agradable y paseable», ha explicado la concejala de Servicios Públicos, Natalia Chueca, que ha destacado que este paseo tenía un «déficit de conservación muy importante» y por eso se ha decidido comenzar por esta gran avenida.

El cambio climático obliga a las administraciones a adoptar medidas urgentes que permitan reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera y, a su vez, crear más zonas verdes que absorban los gases contaminantes, como el Bosque de los Zaragozanos, para el que se proyectan 700.000 ejemplares nuevas en diez años.

Un ambicioso plan a largo plazo que se desarrollará en paralelo a otros cuya proyección será más inmediata, como la mejora de los bulevares de la ciudad. El de Sagasta será el primero de los proyectos de mejora de la infraestructura verde que quieren impulsar en los grandes corredores y arterias de la ciudad, que serán transformados «con principios ecológicos y medioambientales».

 9.700 metros cuadrados

El proyecto, que parte de un diagnostico ambiental con mediciones realizadas a pie de calle del espacio y de la valoración de las capacidades ecosistémicas de la vegetación, se ejecutará este año y se hará en cuatro fases, comenzando por la zona más próxima al parque Pignatelli hasta llegar a la plaza Paraíso. Cerca de 9.700 metros cuadrados.

No se van a crear nuevos parterres, sino que se van a mejorar los actuales, respetando el arbolado presente, aunque sí que se plantarán ejemplares multitronco en puntos concretos del paseo modernista para romper su rígida linealidad y que resulte menos tosco.

Características del paseo Sagasta

  • 153 unidades arbóreas
  • 88 días al año por encima de 30ºC
  • Mayor concentración de los niveles de CO, NO2 y PM
  • Absorción de casi 10 Kg/año de NO2 y 84 Kg/año de CO
  • Captación de 35 Kg/año de PMs
  • Buena capacidad de la vegetación para generar recursos para la fauna

Las especies arbustivas que se han seleccionado serán variadas y se han elegido pensando en su capacidad de absorción de gases contaminantes, de reducir la isla de calor proporcionando nuevas y mejores sombras y para que se conviertan en un refugio y zona de alimentación para la fauna. En eso y en la mejora de la escena urbana, creando un espacio más amable para el ciudadano.

La jefa de la Unidad de Desarrollo Estratégico del Servicio de Parques y Jardines, Montse Hernández, ha destacado que para diseñar el proyecto y valorar sus necesidades se ha utilizado una herramienta experimental de valoración de los beneficios ecosistemáticos que ha desarrollado la consultora del proyecto, Cesyt.

Gracias a este estudio se han podido seleccionar los ejemplares que más beneficios reportarán en esta zona de la ciudad, con tráfico denso y una diferencia térmica «entre 8 y 10 grados» respecto a los barrios de las afueras. Incluso se ha tenido en cuenta la amortiguación del ruido que ofrecen unos arbustos y otros.

Una selección que ha estado precedida por un diagnóstico ambiental del entorno que se ha hecho en colaboración con el departamento de Biología Vegetal y Ecología de la Universidad de Sevilla en el que se ha analizado la resiliencia de la vegetación y los beneficios ecosistémicos de la vegetación existente y de las nuevas especies, entre otras.

Actualmente hay 153 ejemplares plantados a lo largo del paseo y se va a pasar a 578 (425 más), que ampliarán la superficie de sombra de los 12.359 metros cuadrados actúales hasta los 13.081 y que permitirán aumentar de forma importante la absorción de gases contaminantes.

El proyecto se ha diseñado pensando en que el mantenimiento sea «económicamente rentable», ha explicado el director del departamento de Ecología Urbana, Francisco Bergua, que ha incidido en que las especies seleccionadas no serán de temporada, por lo que no habrá que realizar plantaciones todos los años. «A la hora de definir y combinar las especies se ha tenido en cuenta que tengan distintas floraciones», ha aclarado Bergua, que ha matizado que se mejorará la infiltración de agua de lluvia para aumentar así la retención en la vegetación, la evapotranspiración y la superficie permeable.

Actuaciones que convertirán al paseo Sagasta en un lugar más amable, pero que servirán para contribuir a mitigar el cambio climático. Según los datos facilitados por el área de Parques, al pasar de 153 ejemplares plantados a 578, la capacidad de absorción de CO al año aumentará de los 84 kilogramos a 168 anuales; la de NO2 de 10 a 26 y la de las partículas en suspensión de 35 kilogramos al año a 39.

Actuación en el paseo Sagasta

  • Selección vegetal para la captación de contaminación atmosférica (CO, NO2 y PMs)
  • Atenuación de la isla de calor
  • Mejora de la infiltración de agua de lluvia aumentando la retención en la vegetación, la evapotranspiración y la superficie permeable
  • Atracción de fauna amiga con recursos tróficos y de refugio
  • Mejora de biofilia con colores y olores
  • Amortiguación del ruido con setos de protección
  • Convivencia de usos con la creación de zonas caninas específicas

Fuente: El Periódico de Aragón. Carlota Gomar


Deprecated: Directive 'allow_url_include' is deprecated in Unknown on line 0