gobierno_aragon-logo

Fundación Quebrantahuesos gestionará el Matadero Municipal de Aínsa-Sobrarbe

El Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe ha adjudicado la gestión administrativa del Matadero Municipal a la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) con el firme propósito de darle continuidad a la alianza establecida entre ambos organismos. En ese sentido, el objetivo se centra en apoyar al sector ganadero de la Comarca de Sobrarbe y de otras comarcas contiguas.

Esta gestión administrativa que a partir de ahora asume la FCQ consiste en la recepción de los animales, el control de sacrificios, la cumplimentación de registros, el etiquetado de animales sacrificados, la puesta en conocimiento de actas de inspección, la limpieza, la vigilancia, el mantenimiento, la comunicación de averías y la desinfección.

El Matadero Municipal de Aínsa es uno de los cuatro existentes en la Comarca de Sobrarbe conjuntamente con los de Plan, Escalona y Broto, aunque de ellos es el único que tiene una gestión directamente pública. Actualmente se pueden sacrificar reses de ovino, caprino y vacuno con sello ecológico gracias al proyecto de cooperación “Sobrarbe, Autóctono y Sostenible” del programa de desarrollo rural, siendo uno de los dos mataderos ecológicos que existen en Aragón.

El alcalde, Enrique Pueyo, señala que “el apoyo al sector ganadero, agrícola y agroalimentario es muy importante en un territorio como el nuestro. Ese apoyo, además del matadero, se concreta con la protección de la ganadería tradicional, la promoción de los productos de km 0, los proyectos de cooperación que tan buen resultado están teniendo, el aumento del número de ferias celebradas y la mejora de los caminos de acceso a las parcelas agrícolas y ganaderas, entre otras muchas prestaciones”. Por su parte Juan Antonio Gil, vicepresidente de la Fundación, asegura que “la colaboración público-privada en el mundo rural es fundamental para el mantenimiento de proyectos e infraestructuras en muchos casos esenciales para el desarrollo social, económico y ambiental”.

Noticia completa en Diario del Alto Aragón