gobierno_aragon-logo

La Carretera de las Huellas de Dinosaurio, una ruta que refuerza el turismo paleontológico en Teruel

La Carretera de las Huellas de Dinosaurio se ha convertido en una ruta que refuerza el turismo paleontológico y de naturaleza en Teruel. Recorre varios municipios poseedores de estos recursos, que se va a ampliar próximamente, y que evidencia la importancia de la paleontología como un recurso de desarrollo territorial, algo en lo que está poniendo su empeño la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel más allá de lo que es Territorio Dinópolis. Durante el año pasado se ha hecho mantenimiento de los yacimientos que forman parte de la ruta inicial, además de acometer otras actuaciones para sumar nuevos sitios que visitar.

El director gerente de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, Alberto Cobos, asegura que esta institución científica ha seguido trabajando durante el año pasado en la ruta  y van a “seguir poniendo en valor toda la riqueza que existe en este entorno concreto”, donde hay muchos afloramientos que están declarados Bien de Interés Cultural (BIC).

La ruta se dio a conocer a finales de 2021, si bien la Fundación llevaba ya años trabajando en ese concepto mediante colaboraciones con diferentes instituciones para la preservación y difusión de un patrimonio paleontológico que puede disfrutarse in situ al aire libre. Se trata de dar a conocer actuaciones que se han ido acometiendo a lo largo de los últimos tiempos por iniciativa de ayuntamientos pioneros como Galve o El Castellar, o la Comarca Comunidad de Teruel, y cuya finalidad es que los turistas que atrae Dinópolis a la provincia puedan ampliar sus días de estancia con estos recorridos en la naturaleza.

De hecho, estos meses en los que Territorio Dinópolis cierra sus puertas para hacer el mantenimiento de las instalaciones y preparar la próxima temporada, los aficionados a la paleontología y los dinosaurios siguen teniendo la excusa de acudir a Teruel para disfrutar de su huella a través de iniciativas como La Carretera de las Huellas de Dinosaurio. Esta ruta acuñada así por los paleontólogos de la Fundación discurre en su mayor parte por las carreteras A-228, TE-V-8001, A-226 y TE-V8010, a lo largo de unos 50 kilómetros.

 Réplica de las huellas de dinosaurio de Aguilar del Alfambra, otro de los municipios que forman parte de la ruta

El Castellar y Galve son los municipios de referencia por su gran riqueza paleontológica y las actuaciones que han acometido para darla a conocer. De hecho, lo que hace la ruta es vincular esos recursos que han ido surgiendo de forma aislada en los pueblos, para crear una “marca” con un recorrido que permita a los visitantes la posibilidad de hacer una ruta para disfrutar de ellos.

El recorrido inicial pasa también por Cedrillas, El Pobo, Aguilar del Alfambra, Ababuj y Camarillas. En estos siete municipios hay una decena de yacimientos de huellas de dinosaurio que están declarados Bien de Interés Cultural, de los cuales están acondicionados seis para poder ser visitados.

Los yacimientos que pueden visitarse in situ a través de La Carretera de las Huellas de Dinosaurio se encuentran en Galve, El Castellar y Ababuj. En el primero de ellos se encuentran los afloramientos de Las Cerradicas y Los Corrales del Pelejón, que son los primeros que se habilitaron para su musealización con la idea de que el público pudiera visitarlos sin riesgo para su conservación.

En El Castellar hay otros tres yacimientos de huellas acondicionados: El Castellar, con nuevos icnotipos como Iberosauripus grandis (un gran dinosaurio carnívoro) y Deltapodus ibericus; Camino El Berzal y El Hoyo, el último que se ha habilitado para su visita.

El sexto afloramiento, en Ababuj, se encuentra en una pared casi vertical a una gran altura del suelo, para lo que en su día se acondicionó una pasarela elevada integrada en el pasaje para facilitar el visionado e interpretación de las huellas.

Numerosos recursos

Cobos destaca que aparte hay otros recursos que se pueden visitar en cada pueblo, como el Parque Paleontológico, el Museo y la sede de Dinópolis en Galve, o  la Ruta del Dinosaurio y el DinoPaseo en El Castellar, un museo al aire libre con réplicas de icnitas y que incluye también el yacimiento de San Cristóbal, con huesos de un dinosaurio estegosáurido al aire libre acondicionado para preservarlo.

A su vez, en Aguilar del Alfambra es posible visitar junto al río una réplica de las huellas de dinosaurio aparecidas en el término con un panel explicativo, y en Cedrillas se exhibe también un panel interpretativo en medio del pueblo sobre las icnitas que es posible encontrar en este lugar. Esto último forma parte del proyecto de la Comarca Comunidad de Teruel Dinoexperience, al igual que el Safari del Turoliense en El Pobo, en donde no se han encontrado icnitas pero se exhiben corpóreos a tamaño natural de grandes mamíferos del Cenozoico, la era que siguió a la de los dinosaurios.

El DinoPaseo de El Castellar, integrado en el pueblo, sigue aumentando

La entrada a cada municipio está señalizada con carteles indicativos de la ruta y recorrerla no es cuestión de un día por la diversidad de recursos que se han ido incorporando. “Hay una oferta tal, que directamente en un fin de semana no la ves, lo que indica la importancia que tiene la paleontología en el medio rural, más allá de lo que se pueda exhibir entre cuatro paredes”, comenta Cobos, quien precisa que es la manera de “disfrutar del entorno natural y cultural de los sitios en los que se han producido hallazgos paleontológicos de importancia”.

Lugares, añade Cobos, en los que “se han ido habilitando diferentes recursos para difundir la paleontología con una gran diversidad, ya sea por las calles de un pueblo como en El Castellar, a través de murales como existen también en El Castellar y Galve, o mediante museos de sitio”.

La iniciativa ha tenido buena acogida, comenta, aunque no hay forma de poder contar los visitantes que la recorren. Asegura que desde los municipios la impresión que tienen es que “la ruta es un atractivo más para que te pueda venir público”.

Caravanas

El director gerente de la Fundación Dinópolis comenta que se están viendo caravanas circular por La Carretera de las Huellas de Dinosaurio, así como muchos motoristas, aunque no se sabe si puede tener relación con otros recorridos turísticos que existen, si bien la ruta de las icnitas es un atractivo más a sumar.

Las actuaciones para poner en valor La Carretera de las Huellas de Dinosaurio se están acometiendo con fondos del Fite del Departamento de Presidencia, y la intención es seguir haciéndolo. Cobos indica que se ha trabajado para incorporar “alguna ruta alternativa”, que incluye el afloramiento de Miravete de la Sierra, además de haber difundido los yacimientos BICs mediante la exposición que se hizo el año pasado.

Cobos recalca que la filosofía de la Fundación es facilitar que la gente “pueda disfrutar de la riqueza paleontológica” y que conozca a través de ella otros recursos turísticos asociados a la riqueza natural del territorio. A su juicio, “es una evidencia de lo importante que es la paleontología como factor de desarrollo territorial en zonas tan escasamente pobladas”.

Fuente: Diario de Teruel. Javier Millán