gobierno_aragon-logo

La función de las masías fortificadas no era la defensa sino mostrar estatus social

Unas 35 personas asisten a las VI Jornadas de Patrimonio celebradas en Gúdar-Javalambre.

Un total de 35 personas participaron en las VI Jornadas de Patrimonio centradas en las masías fortificadas de la Comarca de Gúdar-Javalambre, que se celebraron el pasado sábado en Puertomingalvo. Una de las principales ideas que dejaron clara los investigadores es que, aunque se conocen como masías fortificadas, solo las que se construyeron en la Edad Media tienen carácter defensivo. Así, los torreones que se levantaron junto a estos edificios en los siglos XVI y XIX tenían como objetivo mostrar el prestigio de sus propietarios.

La primera de las ponencias la pronunció el coordinador de las jornadas y presidente del Centro de Estudios de Gúdar-Javalambre, Javier Ibáñez, quien desmintió el mito, muy extendido en algunas zonas, especialmente del Maestrazgo,  y “que no tiene ninguna lógica” de que estos mases fueron creados por los templarios y formaban una red defensiva frente a los musulmanes. “Es un mito falso, que no está respaldado por la historia, las masías en realidad no defienden al territorio sino a los que la habitan”, concretó. Al acto inaugural asistió el presidente de la Comarca, Ángel Gracia; Javier Solsona, concejal de Puertomingalvo y el técnico de la Diputación de Teruel José Manuel Martín.

La siguiente charla se centró en la masía catalana y en ella Borja Querol, presidente de Amic dels Castells de Cataluña, hizo un repaso sobre su evolución a lo largo del tiempo. En líneas generales estos mases son muy parecidos a los turolenses, aunque algunas son más antiguos y los hay con más capacidad económica. Uno de los aspectos más llamativos es que en Cataluña predominan las plantas circulares en sus torres, mientras que en Teruel no existe ninguna así.

El arqueólogo José Francisco Casabona pasó revista a las 25 masías existentes en la Sierra de Gúdar y constató su pertenencia a tres etapas muy concretas. Así, hay varias de la Edad medida, de los siglos XIII y XIV; también habló de la gran representación de las masías fortificadas del XVI y mostró algún ejemplo de las de corte historicista del XIX..

La profesora Beatriz Martín mostró un panorama muy completo de todas las masías fortificadas existentes en el Maestrazgo, con muchos puntos en común con las de Gúdar-Javalambre. Se trata de la comarca  con mayor densidad de toda la provincia, ya que tiene 28, una cifra similar a la de Gúdar-Javalambre, cuya extensión es mayor.

En el turno de preguntas salieron a relucir los temas de conservación y las obligaciones que puede tener el propietario de una torre de este tipo. “Esto demuestra que la gente tiene interés en conservarlas”, explicó Ibáñez.

Puertomingalvo acogió la primera parte de las jornadas, que tendrán una segunda el próximo sábado 23 en San Agustín, donde se dará a conocer la temática de 2022.

Fuente: Diario de Teruel