gobierno_aragon-logo

La Plataforma a favor de los paisajes de Teruel pide al Miteco en sus alegaciones que desestime el Clúster Matarraña

Considera que la eólica es incompatible con el turismo y la biodiversidad.

La Plataforma a favor de los paisajes de Teruel pide al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) que desestime el proyecto eólico Clúster Matarraña. Lo hace a través de las alegaciones presentadas, un documento de más de 200 folios en los que la asociación trata de demostrar la incompatibilidad de las centrales renovables proyectadas por Green Capital con el desarrollo de la comarca y territorios limítrofes. Además, solicita que el preceptivo (pero no vinculante) informe ambiental del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) sea “negativo y sin condicionantes” porque la inversión “afecta significativamente a especies y elementos protegidos”.

Capital Energy, triunfadora en las dos últimas subastas renovables convocadas por el Miteco, proyecta la construcción de cuatro parques eólicos entre las comarcas del Matarraña, Bajo Aragón y Bajo Aragón-Caspe (Zaragoza) denominados Arlo, de 102 megavatios (MW) de potencia instalada, Argestes (96 MW), Céfiro (192 MW), y Paucali (114 MW), junto a sus estructuras de evacuación que también afectan a suelo de Tarragona.

Hace respetar Aarhus

Para la Plataforma, las alegaciones “invalidan la continuidad del proyecto y dejan claro que solo se le puede dar una declaración de impacto ambiental incompatible o negativa a esta propuesta”.

En el escrito, que se puede consultar en la web paisajesdeteruel.org, la asociación carga en primer lugar contra “el procedimiento y la forma de presentar este tipo de proyectos” por no ser “transparente, sino que dificulta sobremanera el trabajo para poder estudiar y analizar’, algo que va en contra del Convenio de Aarhus”, un tratado internacional que regula los derechos de participación ciudadana en materia de medio ambiente.

En la documentación presentada “no hay orden ni concierto, se mezclan ámbitos normativos que además no se jerarquizan, se aportan normas derogadas”, otras que “no son de aplicación, normas mal citadas” o “repetidas” incide la Plataforma en una nota de prensa. Además, arguye la asociación, los documentos se presentan sin firmar por los técnicos correspondientes.

Noticia completa en Diario de Teruel