gobierno_aragon-logo

La receta de Bill Gates para evitar el desastre climático: de la captura de CO₂ a los barcos de mercancías con motores nucleares

En su nuevo libro, el gurú de la innovación traza un plan basado en la tecnología para reducir a cero todas las emisiones causantes del calentamiento del planeta de aquí a 2050.

Bill Gates es un visionario de la tecnología y un filántropo que gasta millones de dólares para ayudar a otros, pero como él mismo reconoce no puede considerarse ningún modelo en la lucha contra el calentamiento del planeta. “Tengo claro que no soy la persona más indicada para transmitir mensajes sobre el cambio climático”, asegura en su nuevo libro Cómo evitar un desastre climático (Plaza & Janés). De todos los títulos sobre la crisis del clima que están apareciendo de pronto, y son muchos, seguro que no hay ningún autor que haya generado por sí mismo más emisiones causantes del aumento de la temperatura planetaria como el estadounidense. Incluso hay investigadores que han analizado sus viajes de avión en un año (343.446 kilómetros en 2017) para llamar la atención sobre la huella de carbono de algunas celebridades. Sin embargo, no cabe duda de la importancia de que una figura tan influyente como Gates, que nada tiene que ver con el activismo ambiental, advierta también de la enorme envergadura del desafío y de la urgencia de actuar para evitar una catástrofe climática.

Al fundador de Microsoft se le puede discutir su optimismo sin límite con la tecnología o la ausencia total de crítica sobre el modelo que ha metido a humanidad en esta encrucijada, pero desde luego no la contundencia para advertir del peligro: “Para 2050 el cambio climático podría resultar tan mortífero como el nuevo coronavirus, y para 2100, cinco veces más mortífero”.

Como el ingeniero que escribe el enunciado del problema en la pizarra, Gates empieza por centrar el reto a resolver: la humanidad lanza a la atmósfera cada año unos 51.000 millones de toneladas de gases de efecto invernadero y para prevenir los peores efectos del cambio climático hay que reducir en 2050 estas emisiones a cero. Según explica de una forma muy visual, no vale con reducir solo una parte de estos gases que van a la atmósfera, pues pasaría lo mismo que si dejamos fluir un hilo de agua en una bañera que ya está llena.

Una vez planteado el desafío, el libro supone un compendio de las tecnologías ya disponibles y de otras innovaciones todavía por desarrollar para intentar resolverlo. Con un lenguaje didáctico, Gates va repasando los pros y los contras de las soluciones tecnológicas para cada una de las áreas que hay que cambiar (el sector eléctrico, las fábricas, la alimentación, el transporte…), siempre con máximo pragmatismo, centrándose en los números y sin desviarse del objetivo por otras consideraciones más opinativas o ideologías de ningún tipo.

Noticia completa

Fuente: El País