gobierno_aragon-logo

Los Fondos MRR aportan 4,9 millones de euros extraordinarios para ayudas en Espacios Naturales de Aragón

El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón ha publicado en el Boletín Oficial de Aragón las bases reguladoras de cuatro líneas de subvención para la concesión de subvenciones destinadas a Espacios Protegidos de Aragón, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia con fondos MRR de la Unión Europeo. El criterio de distribución territorial, por el que a Aragón le corresponden 4,9 millones, fue aprobado en la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente.

En los próximos meses se irán publicando sucesivamente las cuatro convocatorias de subvención cuya estructura general se articula en estas bases reguladoras. Todas ellas, tienen por finalidad “la conservación y restauración de ecosistemas y su biodiversidad” -de acuerdo con el componente 4 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia- mediante acciones de “gestión activa” como las relacionadas con la restauración ecológica, la detención de proyectos de deterioro ecológico, el uso sostenible de los recursos naturales, la promoción del desarrollo sostenible, el fomento del empleo verde y el emprendimiento, el apoyo al ecoturismo, la mejora de la gobernanza, la conservación del paisaje, la lucha contra especies invasoras, la difusión y sensibilización ambiental, etc.

La primera línea de subvención que será convocada se destina a las dos Reservas de la Biosfera que existen en Aragón, la de Ordesa-Vinamala y la del Valle del Cabriel, dispone de un importe de 949.068 euros, abarca todos los municipios con presencia en las reservas y estará abierta a los ayuntamientos y órganos de gestión de las reservas.

La segunda, como la anterior canalizada por el Organismo Autónomo Parques Nacionales, se destina al Área de Influencia Socioeconómica del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (los municipios del Parque), cuenta con un importe total de 2.390.000 euros y podrán beneficiarse de ella los ayuntamientos y las organizaciones sin ánimo de lucro.

A su vez, para los espacios que componen la Red Natura 2000 en Aragón (ZEPAs, Zonas de Especial Protección para las Aves, y ZECs, Zonas de Especial Conservación) se habilita una línea de ayudas con un importe de 1.500.000 euros. A ella podrán concurrir además de las entidades locales que aportan territorio al espacio protegido, las comarcas, organizaciones sin ánimo de lucro, empresas y particulares.

Y, por último, se crea una línea de ayudas para Árboles y Arboledas Singulares de Aragón, con un importe de 60.000 euros y serán los propietarios del terreno donde se enclavan estos ejemplares o a quienes ellos autoricen los que puedan presentar proyectos para su conservación y gestión.

Hay que subrayar que es la primera ocasión, aprovechando estas ayudas europeas extraordinarias ante la situación de la pandemia y su impacto social y económico, en que el Gobierno de Aragón habilita ayudas para la Red Natura 2000, los Árboles y Arboledas singulares y las Reservas de la Biosfera de Aragón.

Ayudas que, por otro lado, se suman a las subvenciones anuales, ya ordinarias, de las que sigue disponiendo el Gobierno de Aragón para Espacios Naturales Protegidos y para el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, y a las compensaciones anuales para los municipios que aportan territorio a la red de espacios naturales protegidos de Aragón.

Fondos MRR, para sectores productivos y protección de los ecosistemas

La pandemia internacional producida por el COVID-19 a principios del año 2020 ha provocado un fuerte impacto sobre la sociedad y economía mundial. Ante esta situación de crisis global, los Estados miembros de la Unión Europea adoptaron con rapidez medidas coordinadas de emergencia para proteger la salud de la ciudadanía y evitar el colapso de la economía. Una de ellas es el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), eje central de las medidas extraordinarias de recuperación de la UE y que regula los fondos europeos «Next Generation EU», implicando a España en torno a 140.000 millones en forma de transferencias y préstamos para el periodo 2021-2026, los cuales van a incidir directamente en aquellos sectores productivos con mayor capacidad de transformación del tejido económico y social.

De las diez políticas tractoras, en concreto, en la segunda: “Infraestructuras y ecosistemas resilientes”, se establece la necesidad de alcanzar un buen estado de conservación de los ecosistemas mediante su restauración ecológica cuando sea necesaria, y revertir la pérdida de biodiversidad, garantizando un uso sostenible de los recursos naturales y la preservación y mejora de sus servicios ecosistémicos.