gobierno_aragon-logo

Los investigadores forestales: “Los incendios serán cada vez peores por el cambio climático

La ciencia lleva tiempo avisando y esto cada vez irá a peor”. Así de contundente se muestra Eduardo Notivol, investigador del Departamento de Sistemas Agrícolas, Forestales y Medio Ambiente del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) al ser preguntado sobre las características particulares de los últimos incendios registrados en la comunidad autónoma, que se desarrollan en unas condiciones meteorológicas “extremas” que dificultan las labores de extinción y ponen en jaque la evacuación de las poblaciones.

Para el científico, la causa última de estos fuegos es el cambio climático. “La culpa no es de un problema en una línea eléctrica o de una chispa en una actividad forestal, sino del modelo de consumo que venimos manteniendo en los últimos 20 años”, asegura.

Por eso, considera que dicho modelo debe cambiar de forma radical para alejarnos del camino de los grandes incendios forestales y del resto de problemas medioambientales derivados del cambio climático, como la sequía. “Cuando explotas tanto los recursos como hemos hecho, los recursos explotan”, comenta, gráficamente, para tratar de movilizar conciencias ante una realidad que ya no es futura, sino presente.

“El cambio climático trae grandes problemas, como los incendios y la sequía, que ya estamos viviendo, y ojalá que no veamos todavía el impacto con crisis alimentarias que puede provocar”, señala. “O reaccionamos todos… “, deja caer, o habrá poco que hacer.

Los dos últimos grandes incendios forestales, que dejan tocadas en Aragón tres comarcas y cerca de 20.000 hectáreas de terreno quemadas, han tenido comportamientos distintos a otros grandes fuegos anteriores. “Los incendios forestales son normales; lo que no es normal es cómo son ahora, por una causa clarísima: el cambio climático”, expresa

Falta concienciación

El investigador del CITA considera que con estos fenómenos e incendios extremos, la sociedad empieza a concienciarse de que es una realidad. “La ciudadanía lleva tiempo obviando la información que facilitan los expertos sobre el cambio climático y sus implicaciones, pero ahora con estos eventos nos empezamos a dar cuenta de que es real”, reflexiona.

Uno de los datos más claros que refleja el drástico cambio de tendencia es que la norma 30/30/30, que hace unos años servía de guía para hablar de «riesgo extremo de incendios», hoy en día está totalmente superada. “Ahora es otra cosa. Estamos en 40 grados, 10% de humedad y vientos de hasta 80 kilómetros por hora. No tiene nada que ver”, insiste. Además, constata que “los incendios forestales serán cada vez peores por el cambio climático”.

Frente a esta realidad, Notivol reconoce que llevamos años intentando adaptarnos, aunque los cambios van más rápido que la adaptación.

“Hace 30 años, había dos helicópteros en Aragón para la lucha contra los incendios. Ahora, cada vez tenemos un cuerpo más profesionalizado, pero las circunstancias climáticas van más deprisa de lo que somos capaces de adaptarnos”, reconoce.

Pese a todo, y especialmente en un verano tan complejo como este de 2022, el experto asevera que “en Aragón somos punteros en el modelo de la lucha contra incendios” y considera que se están haciendo las cosas relativamente bien. Aun así, augura próximas medidas restrictivas a escala nacional para poder acomodarse a la nueva realidad de los incendios forestales virulentos y rápidos como los que se han visto esta temporada.

Una de las consecuencias de la rapidez en la expansión del fuego es el riesgo para las poblaciones vecinas. En este caso, considera el investigador del CITA, “uno de los problemas es que los efectivos que tienen que proteger el monte deben dedicarse en los primeros momentos a proteger a las personas, lo que implica una mayor afección sobre los montes”.

Sin embargo, asegura que “el sistema funciona bien” y por eso defiende que no se han producido “mayores desgracias personales o de bienes”. En circunstancias similares, señala, en países como Argelia o regiones como California, “este nuevo tipo de incendios provoca muertes”.

Fuente: El periódico de Aragón.  Laura Carnicero


Deprecated: Directive 'allow_url_include' is deprecated in Unknown on line 0