gobierno_aragon-logo

Medio Natural avanza en la protección de especies con dos nuevos Decretos

La Dirección General de Medio Natural del Gobierno de Aragón ha puesto en marcha un proceso de consultas previas para elaborar los Decretos que permiritán la protección de especies de aves esteparias. La primera normativa, se trata de un plan conjunto que engloba a cuatro especies de similares características y que, por lo tanto, con medidas a adoptar similares. Estas cuatro especies son el sisón común (Tetrax tetrax), la ganga común (Pterocles alchata), la ganga ortega (Pterocles orientalis) y la avutarda común (Otis tarda). El otro plan afecta a la alondra ricotí (Chersophilus duponti).

Esta es una ampliación de la salvaguardia de las aves esteparias que, para el director general de Medio Natural, Diego Bayona, es “la histórica remontada en planificación medioambiental que se está consiguiendo en esta legislatura”. Bayona ha destacado que en tan sólo cuatro años, se ha avanzado todo lo que llevaba más de una década pendiente. “La aprobación de los Planes de Red Natura 2000, el Plan Forestal de Aragón, el Inventario de Tendidos Peligrosos para las Aves, el Catálogo de Especies Amenazadas… y, ahora, nos disponemos a cerrar la legislatura protegiendo a las aves esteparias de nuestro territorio. Una labor que esperamos que repercuta en que Aragón mantenga sus recursos y sus valores endógenos para una población que necesita perspectivas de futuro”, ha detallado.

Ambos Decretos se encuentran, en el Portal de Transparencia del Gobierno de Aragón, donde se han podido hacer consultas previas hasta el 28 de diciembre de 2022.

El objetivo básico de ambos planes de recuperación es adoptar adecuadas acciones de conservación para conseguir detener e invertir el actual proceso de regresión de las especies citadas y garantizar su persistencia a largo plazo.

Antecedentes

Con ambos Decretos se pretende cumplir con las directrices del Gobierno de España en cuanto a protección de especies. Por un lado, el Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas incluye el rocín (Chersophilus duponti), sisón común (Tetrax tetrax), la ganga común (Pterocles alchata) y la ganga ortega (Pterocles orientalis) en el Catálogo y a la avutarda común (Otis tarda) en el citado listado.

Por su parte, el Decreto 129/2022, de 5 de septiembre, del Gobierno de Aragón, por el que se crea el Listado Aragonés de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y se regula el Catálogo de Especies Amenazadas de Aragón, incluye el rocín, el sisón común y la avutarda común en la categoría de “en peligro de extinción” y la ganga común (Pterocles alchata) y la ganga ortega (Pterocles orientalis), en la categoría de “vulnerable”.

Igualmente, dichas especies figuran en el anexo I de la Directiva 2009/147/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 30 de noviembre de 2009, relativa a la conservación de las aves silvestres de aves.

Por otro lado, el artículo 59 de Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, modificada por la Ley 33/2015, de 21 de septiembre, indica que para aquellos taxones o poblaciones que comparten los mismos problemas de conservación o ámbitos geográficos similares, se podrán elaborar planes que abarquen varios taxones o poblaciones simultáneamente.

Las aves esteparias

Las aves asociadas a agroecosistemas y, de forma genérica, las especies de aves esteparias, se encuentran entre los grupos que vienen mostrando en los últimos años un mayor declive. Así, por ejemplo, las poblaciones aragonesas de rocín (Chersophilus duponti) muestran signos de regresión en un porcentaje significativo de los núcleos (50%). Esta tendencia determina su situación de vulnerabilidad. Este hecho es de especial relevancia por la responsabilidad de Aragón en la conservación de esta especie, si se considera que la población aragonesa supone en torno al 50% de la población española y europea.

La tendencia en el resto de especies esteparias ha sido también muy negativa, especialmente en el caso del sisón. Precisamente, el objetivo de esta nueva normativa es revertir esta situación, que amenaza la conservación a corto plazo de estas especies.

La tramitación actual permitirá lograr sinergias importantes para las citadas especies, aumentando la eficacia administrativa y facilitando la aplicación de unas medidas de conservación relacionados principalmente con los sistemas de explotación agraria en referencia a modelos de explotación, manejo y cultivos, así como de la gestión de la ganadería extensiva.

Los hábitats de estas especies a escala de paisaje se han visto afectados por la construcción de nuevas infraestructuras, las relacionadas con la reducción de mortalidad no natural de la especie y de especial manera por los cambios de uso a gran escala (intensificación, instalación de plantas de energías renovables, puesta en cultivo, implantación de cultivos leñosos, la forestación y reforestación), así como el abandono de las prácticas agro-ganaderas tradicionales. Estos planes permitirán adoptar adecuadas acciones de conservación para conseguir detener e invertir el actual proceso de regresión de las especies citadas y garantizar su persistencia a largo plazo.

Fuente: Aragón_hoy.

Imagen: Alberto Portero