gobierno_aragon-logo

Recursos

Financiando la circularidad: Desmitificando las finanzas para economías circulares

Documentación
Año
2021
Autoría
UNEP - United Nations Environment Programme
Formato
Pdf descargable
Idioma
Español
Edita
UNEP - United Nations Environment Programme
Temas
Cambio climático, Consumo responsable, Contaminación ambiental, Gestión de residuos y economia circular, Medio Ambiente y sostenibilidad
ODS Relacionado
11. Ciudades y comunidades sostenibles, 12. Producción y consumo responsables, 13. Acción por el clima

Las perturbaciones económicas provocadas por la pandemia de coronavirus (COVID-19) durante el año 2020 han puesto de relieve la urgencia de una transición hacia niveles de producción y de consumo más sostenibles.

Las crisis plantean oportunidades

El proceso de recuperación debe permitir solventar las vulnerabilidades de nuestros sistemas, las cuales fueron exacerbadas y sacadas a la luz, que hablemos de pérdida de biodiversidad, flujos de recursos o impactos de la contaminación en la resiliencia de la salud humana. Cuanto mejor gestionemos nuestra producción y nuestros modos de consumo, mejor controlaremos la salud de los ecosistemas que sustentan nuestras economías.

La recuperación tiene que ser transformativa para asegurar que el mundo después de la crisis del COVID-19 sea vector de bienestar humano, aborde el cambio climático, proteja la naturaleza y frene la contaminación. Esto es fundamental para dar respuesta a las fragilidades subyacentes, identificar oportunidades y avanzar rápidamente hacia sociedades y economías más justas, iguales y resilientes.

En vez de lineal, circular

En lugar de volver a cadenas de suministro lineales, derrochadoras e inherentemente inestables, necesitamos cuadrar nuestras economías con la Agenda de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas 2030, adoptada por 193 Estados miembros de las Naciones Unidas en 2015.

Los gobiernos y el sector privado pueden transformar conjuntamente el uso de los recursos para dar forma a una recuperación que salvaguarde la vida y los medios de sustento. En tal sentido, las instituciones financieras desempeñan un papel fundamental en el estímulo del crecimiento económico a través de inversiones en formas de producción y consumo sostenibles, ejes cruciales del Programa de Desarrollo Sostenible para 2030.

La reconfiguración de las economías con el fin de integrar la circularidad puede ayudar a cambiar la forma en que producimos y consumimos, y a la vez a encarar varias cuestiones esenciales como son las emisiones de gases de efecto invernadero, el exceso de plásticos, la escasez de recursos, la gestión de los desechos o el uso de productos químicos peligrosos, al tiempo que buscamos aumentar la resiliencia.

Este informe ofrece nuevas evidencias de la posibilidad que existe hoy de ampliar los financiamientos para acelerar el paso de un modelo de uso de recursos y de contaminación basado en la lógica “tomar-fabricar-desechar” en un modelo económico circular, y adoptar medidas prácticas que permitan incorporar la circularidad en los instrumentos de financiación. Las perspectivas planteadas en este informe pueden guiar a las instituciones financieras y ayudarlas a abordar los desafíos y las oportunidades que ofrece la transición; contiene recomendaciones para los responsables políticos sobre marcos dirigidos a acelerar el financiamiento para una economía circular, con ejemplos de medidas que han demostrado su eficacia en el mundo.

Una oportunidad sin precedentes

El sistema financiero a escala mundial está ahora frente a una oportunidad sin precedente: apoyar el financiamiento de soluciones que ayuden a enfrentar los retos críticos de la sociedad, y a la par gestionar los riesgos conexos derivados de la evolución de los modelos de negocio y de las economías a todos los niveles.

Las instituciones financieras que se muestren capaces de tomar en cuenta los riesgos y las oportunidades relacionados con el uso de los recursos, su escasez y sus efectos sobre la contaminación y las personas, estarán mejor posicionadas para ser parte integrante de la economía del futuro.

Se vuelve cada vez más urgente acelerar y ampliar la transición hacia una economía circular. La asignación de capitales para responder a los imperativos a largo plazo de lucha contra el cambio climático, reducción de la contaminación y mejoramiento de la eficiencia y seguridad de los recursos es fundamental para garantizar una recuperación transformacional, inclusiva y sostenible.