gobierno_aragon-logo

Recursos

Plan Nacional de Adaptación al cambio climático (2021-2030). 21 preguntas y respuestas

Documentación
Año
2021
Autoría
OECC- Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico
Formato
Pdf descargable
Idioma
Español
Edita
OECC - Ministerio Para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Temas
Alimentación sostenible, Cambio climático, Contaminación ambiental, Gestión de residuos y economia circular, Medio Ambiente y sostenibilidad, Naturaleza y Biodiversidad, Salud y Medio ambiente, Transición energética, Transporte y movilidad, Turismo
ODS Relacionado
03. Salud y bienestar, 06. Agua limpia y saneamiento, 07. Energía asequible y no contaminante, 09. Industria, innovación e infraestructura, 11. Ciudades y comunidades sostenibles, 12. Producción y consumo responsables, 13. Acción por el clima, 15. Vida de ecosistemas terrestres, 17. Alianzas para lograr los objetivos

En las últimas décadas el conocimiento del fenómeno del cambio climático se ha popularizado de manera que muchas personas, sin ser expertas en la materia, podrían hacer una definición más o menos científica o aproximada del mismo. Sin embargo, no es tan corriente oír hablar de la mitigación y de la adaptación al cambio climático. Estos dos conceptos, que en muchas ocasiones se utilizan de manera conjunta —por las sinergias que hay entre ellos—, son en esencia muy diferentes. Mientras que la mitigación se centra en las acciones para reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero a la atmósfera (que son el motor del cambio climático), la adaptación al cambio climático comprende todas las acciones orientadas a evitar o reducir los impactos potenciales y los riesgos derivados del cambio climático, disminuyendo la vulnerabilidad y la exposición al cambio climático y aumentando la resiliencia de sociedades y ecosistemas. A pesar de ser estrategias diferentes, es importante reconocer que mitigación y adaptación son claramente complementarias: sin mitigación, nuestra capacidad adaptativa se verá más rápidamente desbordada. Por otra parte, la adaptación resulta imprescindible para afrontar los impactos que ya está provocando el cambio climático y los que inevitablemente provocará en el futuro. Además, una adaptación que no sea baja en emisiones de gases de efecto invernadero carece de sentido, ya que intensifica el cambio cuyos efectos se desean evitar, y una mitigación que no integre criterios de adaptación nos pone en riesgo frente a los impactos del cambio climático.

Acceso al documento