gobierno_aragon-logo

Suspenso a los Gobiernos en el primer examen del Acuerdo de París contra el calentamiento global

Solo 75 países han presentado nuevos planes de recorte o revisiones. Y la suma de todos los esfuerzos prometidos supondrá solo un recorte de las emisiones del 0,5% en 2030

Los Gobiernos han suspendido en el primer examen parcial del Acuerdo de París, el tratado internacional que pretende evitar que el calentamiento global alcance los niveles más catastróficos. Todos los firmantes, cerca de 200 países, debían presentar en 2020 revisiones de sus planes nacionales de recorte de las emisiones de gases de efecto invernadero (conocidos por las siglas inglesas NDC). Pero solo 75 revisiones o nuevos planes se habían presentado ante la ONU a fecha de 31 de diciembre. Además, la suma de todos los programas de recorte —tanto los de las 75 naciones como los del resto― es completamente insuficiente para lograr que el aumento de la temperatura no supere los límites que ha marcado la ciencia como seguros.

Así lo advierte un informe de la ONU presentado este viernes, que alerta de que en 2030 las emisiones mundiales seguirán siendo prácticamente las mismas que ahora. “Simplemente, se nos acaba el tiempo”, avisa Patricia Espinosa, la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático. Como “una alerta roja para nuestro planeta” ha definido António Guterres, secretario general de la ONU, este informe.

El Acuerdo de París establece como meta que el aumento de la temperatura media del planeta no supere los dos grados centígrados respecto a los niveles preindustriales a finales de este siglo. Y apunta a que en la medida de lo posible se debe intentar no superar los 1,5 grados (el planeta está ahora mismo en un calentamiento de alrededor de un grado). Los científicos han trazado una ruta de reducción de las emisiones mundiales para poder lograr esos dos objetivos. Para conseguir cumplir la meta de los dos grados, las emisiones de CO₂ (el principal de los gases de efecto invernadero) deben caer alrededor de un 25% en 2030 respecto a los niveles de 2010. Y para conseguir el objetivo de los 1,5 grados, el recorte de esas emisiones en 2030 debería alcanzar el 45%.

El Acuerdo de París se basa en que todos los países firmantes ponen sobre la mesa recortes nacionales voluntarios, que juntos deben llevar a la consecución de los objetivos de limitación del calentamiento. Pero cuando se firmó ese pacto en 2015 ya se sabía que las propuestas de partida de los Gobiernos eran insuficientes. Por eso se estableció un marco de revisión de los planes cuya primera parada era en 2020. Una vez sumadas las nuevas propuestas de esos 75 países la situación apenas varía y en 2030 las emisiones de gases de efecto invernadero del conjunto de la humanidad apenas caerán un 0,5% respecto a las de 2010, según concluye el informe de la ONU presentado este viernes. “Las reducciones estimadas”, señala el estudio, “están muy por debajo de lo que se requiere”.

Esos 75 países que sí han cumplido con el requisito de 2020 —entre los que figuran los 27 miembros de la Unión Europea y el Reino Unido— representan apenas el 30% de las emisiones mundiales. No están en ese listado las dos potencias que más gases de efecto invernadero expulsan a la atmósfera en estos momentos: China y Estados Unidos, cuyas emisiones suponen casi el 40% de las de todos los países del mundo.

Noticia completa en El País

 


Deprecated: Directive 'allow_url_include' is deprecated in Unknown on line 0