gobierno_aragon-logo

Un paseo etnobotánico da a conocer en Montalbán un proyecto de investigación con plantas aromáticas

Montalbán acogió un paseo etnobotánico para conocer el proyecto RegATeA-Pro, convocando a más de medio centenar de personas de diferentes edades a participar en esta agroexperiencia. La idea era realizar un recorrido por un tramo del GR282 que va desde Montalbán hasta la fuente de El Baño para visitar  la parcela experimental de dicho proyecto que el CITA  está gestionando en el paraje del cruce de los dos ríos.

Durante el paseo los participantes fueron recogiendo muestras de algunas del as diferentes plantas que encontraban por el camino bajo la supervisión y explicaciones de Belén,  de La Ojinegra. El objetivo era elaborar una ratafía floral y conocer algunos de los usos que se pueden hacer de las aromáticas en la gastronomía. Esta actividad se realizó gracias al proyecto europeo Montana174.

Los senderistas y aficionados a la botánica fueron recibidos en la finca con una agradable infusión de lavanda, salvia y miel fría, que sirvió de refresco antes de comenzar con las oportunas explicaciones.

La primera en tomar la palabra fue Juliana Navarro, representante del CITA, quien destacó lo bien que estaba funcionando el cultivo de lavandín en Montalbán, con riego de apoyo. Junto al lavandín se han probado en esta misma parcela otras especies de aromáticas y algún frutal, todo con el objetivo de ver cómo funcionan diferentes especies en estos campos y huertos abandonados.

En estas fechas nos encontramos en el momento oportuno para realizar la recolección de las aromáticas, apuntó. Los participantes pudieron llevarse a casa una muestra del aceite esencial que se produjo el año pasado en otra parcela que el proyecto está gestionando en otra zona de Montalbán.

Tierras abandonadas

El proyecto RegATeA tiene como fin poner en valor todas las tierras abandonadas, recuperando y revalorizando las tierras abandonadas en los regadíos tradicionales de ribera turolense. Un programa que se puso en marcha en 2019 y que  en este segundo año pretende darse a conocer a través de talleres formativos y jornadas técnicas.

Desde la Diputación Provincial de Teruel, Barbara Cerdán explicó la importancia de este tipo de proyectos de política de cohesión europea en temas como turismo, empleo, juventud o movilidad.

Animó a los presentes a que si tienen una idea de empresa, desde la institución provincial les informarán de cuáles son los programas europeos y qué tipo de financiación sería la más adecuada para llevarlos a cabo.

A continuación el grupo se dirigió a proceder a la recolección de su ramo de lavandín siguiendo las instrucciones de Juliana, una actividad que gustó tanto a los más pequeños como a los grandes.

Finalizó la sesión con el taller impartido por La Ojinegra en el que los asistentes pudieron aprender a crear su propio licor floral a través de la maceración de plantas comestibles recolectadas durante el recorrido, pudiendo optar por propiedades más carminativas, usando el hinojo, o con cualidades más olorosas si se utilizaban las aromáticas.

Los más pequeños pudieron descubrir lo fácil que es hacer gominolas de lavandín usando un  alga como gelatina. Otros usos del lavandín también se propusieron como la fabricación de perfumadores de armarios, bolsitas ambientador y un largo etcétera de ideas variadas.

Todos los participantes mostraron su satisfacción por tener este rincón tan peculiar en su localidad.

Fuente: Diario de Teruel. Imagen: Sara Falo